César Granda 2 comentarios

Como sigan subiendo el recibo de la luz, la gasolina al precio de la bebida durante la Ley Seca, los impuestos y las multas como si estuviéramos en tiempos de la burbuja , las prestaciones sociales al nivel de antes de llegar la penicilina y para ser competitivos percibir salarios de posguerra, voy a tener que dedicar una entrada de este blog, para reivindicar el brasero, recolocarlo en el hueco que hay debajo de la mesa camilla, que es más normal que encender una hoguera en el salón y es que no hay mayor libertad que  disponer de un número limitado de opciones, para no distraer el criterio, así el próximo invierno solo habrá que escoger entre morir de frío o dulcemente asfixiados/ incinerados en nuestro domicilio a causa de la combustión elemental, en ese escudo invertido, ese contenedor de metal , que llaman brasero..

Un domingo, que en la TV no había nada que ver o sea, lo de  siempre, sintonicé un programa cuyo título era “Como se hace”, toda la semana sin parar , y el domingo como los bobos, mirando como se afanan los demás…

LA CHIMENEA DE DOBLE COMBUSTIÓN

Nada más insinuante y reconfortante que sentarse frente a una chimenea y mirar la danza del fuego, chispeante, brillante. Pocas sensaciones se comparan al calor y aroma que regala la leña ardiendo, mientras afuera llueve. Por algo los españoles llaman “hogar” a la chimenea…

Las estufas de doble cámara tienen en su interior un sistema que permite que los gases resultantes de la quema no salgan directamente al exterior, sino que recirculen y se vuelvan a quemar. En palabras simples: las partículas de la primera combustión son “coladas” y limpiadas en una segunda cámara (como el catalizador de un tubo de escape), estando conectada  al tubo de la chimenea que lleva el humo a la atmósfera. El secreto para su buen funcionamiento radica en una impecable instalación (doble conducto si es necesario), un uso correcto (usar leña adecuada o pellet y evitar incinerar residuos) y un adecuado mantenimiento (limpiar regularmente los conductos).

¿QUE ES UNA CHIMENEA DE DOBLE COMBUSTIÓN..?

Es una turboestufa..¡Halaaa..! pero- en serio-.. no, en el sentido de que gaste el doble, lo que hace es quemar la misma cantidad de combustible dos veces y además de contribuir a la protección del medio ambiente, las razones más importantes para preferir estos ingenios de doble cámara son varias. Por ejemplo, con las chimeneas convencionales, el calor se produce por la radiación de las llamas o brasas, pero se pierde el que escapa por el conducto de salida de humo.

  • Las de doble cámara son seguras y calientan 6 a 7 veces más que los modelos abiertos, sin pérdidas. Gastan menos leña, ya que calientan por varias horas con una sola carga llena.
  • Dependiendo de su tamaño, son capaces de calefactar de 50 a 180 m2, con un poder calórico que va desde los 5.000 Kcal/hr hasta los 12.000 Kcal/hr.
  • Las chimeneas abiertas devuelven directamente al ambiente los resultados de la combustión de leña (anhídrido carbónico CO2) y emiten 38 a 120 gramos de partículas por hora. Las de doble cámara producen apenas 2 a 9 gramos de partículas por hora, por eso las llamamos también catalíticas, porque pasivan parte de los gases producto de la combustión. Es decir, contaminan 14 a 20 veces menos.

Hergom la E-21N

 

Los modelos de estufas de doble combustión o catalíticas se adaptan a cualquier estilo decorativo:

  • Tipo estufa: por lo general, con un vidrio templado y transparente (vitrocerámico) en la parte frontal, ampliamente combinable.
  • Tipo chimenea cerrada: ideal para empotrar en el muro del Salón Principal. Su gran vidrio frontal permite ver el fuego arder.
  • Tipo Salamandra: de hierro fundido, en distintas formas, preferentemente para ambientes campestres.

 

 

A cambio de las importantes ventajas mencionadas, instalar una estufa de doble combustión, puede resultar más caro que una convencional de obra de ladrillo refractario: básicamente, las chimeneas abiertas son sólo una construcción adosada a un muro conectado a un tubo de chimenea; en cambio en las estufas de doble cámara hay que valorar que es un producto industrial contrastado, con un funcionamiento de combustión muy sofisticado , sus salidas perfectamente adecuadas al modelo y  además hay que añadir el valor de la instalación, que debe ser hecha por un especialista.

¿COMO CALIENTA UNA CHIMENEA DE DOBLE COMBUSTIÓN..?

Mediante las tres maneras típicas de transmisión del calor, por conducción a través del propio material de revestimiento, por radiación directa hacia los objetos incluidas las personas del recinto donde nos encontremos y por convección, calentando el aire de la habitación, rotando este por cambios de densidad en el mismo, y a su vez a nosotros..

Troncos de mentira..

  • Se puede evitar todo lo dicho, la contaminación residual y el trabajo que siempre conlleva acopiar, andar con leña, atizar y limpiar, si compras una de gas y le incorporas una naturaleza muerta de leños cerámicos fijos, que imitan el fuego encendido, aunque su encanto y poder calorífico sea menor y no ahorres nada, siempre puedes filosofar que la ecología es importante, pero que el cuerpo con tanta labor se gasta  -Homer Simpson-

 

Las estufas o chimeneas sean tradicionales o de doble combustión,  deben estar ubicadas con preferencia en planta baja: la caja de escalera funciona como un tirador permitiendo que el calor suba y se distribuya.

 

Las chimeneas tradicionales y las de pared son ideales para el Salón principal y según su tamaño y el de la superficie a calentar, una sola puede bastar para toda la casa.

 

¿QUE COMBUSTIBLE EMPLEAMOS….?

  •  La leña va muy bien y mientras mejor sea, mayor será el poder calórico que obtendrá de su calefactor.
  • La mejor es la de eucalipto y frutales, en palos de 35 cms. de largo, completamente secos. 
  • Los “tocones” –trozos de la base del tronco- duran y calientan más.
  • Recordar que la cantidad de calor es también proporcional a la cantidad de leña: mientras más llena está la chimenea, mayor calor genera
  • La leña húmeda es ineficiente para las chimeneas y para su presupuesto: cuesta encender y calienta poco. Reconocer la leña seca por sus grietas y pequeñas estrías, por ser más liviana y carecer de olor a savia o resinas. Doble una astilla de la leña: si se quiebra, está seca; si se flexiona, está húmeda.
  • Los pellet, incluso en forma de pequeños troncos, son perfectamente adecuados, nuestro sistema industrial empieza a tener plantas de fabricación de este combustible, que además es tremendamente ecológico, cortar arboles para quemar no se le ocurre a nadie, pero limpiar todo lo que produce el bosque, para generar un combustible idóneo  protegiendo y limpiando a la vez este  ecosistema, es -sin duda- una buena cosa..

¿Y CUANTA LEÑA COMPRAMOS…?

 

En promedio,una estufa de doble combustión, consume 1 Kg de leña x hora

 

  • Lo recomendable es adquirirla por unidad de volumen y no por peso. Como la leña mojada es más pesada que la seca, si compra por kilógramos, parte de su dinero podría estar pagando agua.
  • Se puede comprar por metro cúbico, es decir, el espacio que ocuparía un cubo de leña de 1 m. de ancho x 1 m. de alto x 1 m. de largo.
  • También por lo que lleva un pequeño camión o el remolque de un tractor..
  • Comprándolo perfectamente empaquetado en el almacén de construcción..

Y ALGUNOS CONSEJOS MAS…

 

A comienzos del invierno, comprobar que el tubo de su chimenea esté limpio y despejado, para permitir una correcta ventilación.

El “tiro” de la chimenea es fundamental, ya que permite regular la entrada de oxígeno. Si no está en la posición adecuada, que se controla con una manilla ubicada al interior del nicho o al costado del cañón, el humo entrará a la habitación. cuando se enciende la chimenea, debe estar abierto para producir corriente de aire y estimular el encendido.

Revisar al comenzar la temporada, los distintos elementos de la chimenea

¡cuidado..! con la tentación de ayudar con algo de gasolina, lo más fácil es que vuele la casa…

Una manera gráfica y práctica de iniciar el fuego…

Una vez tengamos el fuego firme, adecuamos el tiraje..

Hace feo, ver una lata de sardinas chamuscada en la chimenea..

No limpies totalmente todos los restos de leña, que hacen una buena base, el carbón todo una vez por semana, los utensilios curiosos en un trípode es más comodo..

Al recargar, agitar previamente las brazas con el atizador. Para evitar gastos innecesarios de leña y pérdida de calor, no abrir la puerta de su calefactor de doble cámara cuando el fuego esté vigoroso..

Complementar con un recipiente metálico para vaciar las cenizas y esperar que se enfríen. Por ningún motivo usar recipientes plásticos ni cajas de cartón.

No dejes nunca un recipiente metálico con cenizas calientes encima de una alfombra u otro material combustible: lo quemaría.

Un par de guantes gruesos le servirá para manipular las herramientas y trasladar troncos sin astillar sus dedos; los guantes de seguridad usados en la construcción son muy adecuados.

 

— 2 Comments —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*